Ejercicio de sincronización: Modo prueba o playback

Una vez conocemos una partitura antes de comenzar a tocarla con el violín -si no has llegado a este punto te sugiero leer esta entrada– podemos hacer un ejercicio que nos ayudará enormemente a situarnos físicamente ante la pieza o extracto.

Consiste en coger el violín y el arco, tocar la pieza o extracto, pero hacer playback, es decir, hacer todos los movimientos como si estuviesemos tocando de verdad, pero con el arco a 1 centímetro de las cuerdas sin emitir sonido alguno.

La precisión de tocar en playback ha de ser lo más elevada posible.

Si tocaba cambiar de cuerda, nuestra mano y brazo han de modificar su postura para situarse a 1 centímetro por encima de la cuerda en cuestión y los dedos del violín han de cambiar sincronizadamente. Seguir leyendo Ejercicio de sincronización: Modo prueba o playback